miércoles, 26 de diciembre de 2012

Casa Martirial






El Camino de Santiago lleva los romeros a una meta final bien precisa: la tumba del Apóstol.
Los obispos católicos de todo el mundo acuden periódicamente a Roma para visitar al Papa y los Dicasterio o Congregaciones de la Santa Sede. Esta “peregrinación” se llama “Visita ad límina Apostolorum”, es decir, tienen que visitar las tumbas de S. Pedro y S. Pablo.

La peregrinación por antonomasia es la de Tierra Santa y entre todos los Santos Lugares de la tierra de Jesús, el más importante es, sin lugar a duda, el Santo Sepulcro, aunque esté vacío.

Para iniciar una causa de de un candidato a la canonización, lo primero que se exige es que goce de “fama de santidad”, y uno de los signos que la avalan es la visita a la tumba de esa persona.


Por eso, cuando se inició la Causa de los Mártires Oblatos, surgió espontáneo un interrogante: Sabemos más o menos dónde yacen sus restos; pero no se han podido identificar sus tumbas. ¿Qué meta proponer a los “peregrinos” que busquen un lugar para venerarlos? Lo más indicado parecía ser la casa donde vivieron, y que fue la primera estación de su Calvario, su primera prisión. De ahí arrancó la idea de la “Casa Martirial”.

Efectivamente, esa casa es el mejor medio para fomentar y mantener la “memoria viva” de los nuevos Beatos. Debiera ser un centro de irradiación espiritual y un foco de evangelización, por aquello de que sangre de mártires, semilla de cristianos.

Visítala y revive el relato martirial in situ. Se halla en la avenida Juan Pablo II (antes Generalísimo), número 45, esquina calle Mártires Oblatos, en Pozuelo-Estación, Madrid. 
Si quieres pedir cita: Tel. 91.352 34 16.



Para conocer previamente la historia de esa casa, pinchar aquí: Casa Martirial.







jueves, 20 de diciembre de 2012

El mejor testigo


Felipe Díez Rodríguez
1917 - 2000


El P. Felipe Díez nació el 26 de mayo de 1917 en Crémenes, un pueblo encantador de la Montaña de León. Siendo aún adolescente, ingresó en el juniorado o seminario menor de los Misioneros Oblatos en Urnieta, Guipúzcoa, de donde pasó al noviciado de Las Arenas, Vizcaya, en 1933. Allí hizo su primera oblación el 16 de julio de 1934 y acto seguido pasa al escolasticado o seminario mayor de Pozuelo, como él mismo nos cuenta (ver arriba, en este mismo Blog 3ª vivencia).

Comienza así su decidido itinerario hacia la oblación perpetua y la ordenación sacerdotal; pero los dolorosos eventos de la persecución religiosa y de la guerra civil le bloquean inesperadamente el camino, que sólo podrá reanudar una vez terminada la guerra. En 1941 hará su oblación de por vida y, siempre en Pozuelo, en 1943 será ordenado sacerdote y estará listo para irse a misiones. Recibe la primera “obediencia” para misionar en Argentina, que se convertirá  en su segunda y muy querida patria. El Señor lo llama para la vida que no acaba el 27 de junio del 2000. Por fin se le brindará la oportunidad de reencontrarse con sus antiguos compañeros de comunidad, los cuales, aunque todavía no habían sido  beatificados en la tierra, ya lucían la aureola del martirio en el Cielo.

El P. Felipe hombre amable y jovial, que quería a la gente y se hacía querer, pudo, providencialmente, sobrevivir para ser “testigo de oficio” (es decir, requerido por el Tribunal) y quizá el más valioso, en la Causa de Canonización de sus compañeros, en la fase diocesana del proceso. Su testimonio fue sin duda el más contundente, no sólo por ser testigo “de viso”, sino también porque disipó ciertos interrogantes que podían impedir el proceso normal de la Causa. Uno de esos obdtáculos era que al Juez del Tribunal diocesano no le parecían insuficientes las razones que otros testigos habían dado sobre el porqué los Formadores no habían puesto a salvo a esos jóvenes Oblatos, enviándolos a sus respectivas familias. No bastaba el hecho de permanecer "unidos en la comunidad", por muy plausible que fuera esta razón. 

El P. Felipe daría otra clave más convincente: esperaban al P. Superior, que estaba en Bilbao dando los ejercicios a los novicios, y regresó a Madrid en el último tren que pudo entrar. A partir de ese día, la Capital de España quedaba blindada y ya no había posibilidades de entrar o salir.

Gracias, P. Felipe, y que puedas gozar para siempre y ya sin sobresaltos en la gloria con tus hermanos Mártires, aunque te hayas quedado sin la aureola de mártir y tengas que conformarte con la de “confesor”, como te dijo con chispa aquel Obispo amigo tuyo.

Su relato martirial se puede leer pinchando aquí:  3ª vivencia.




miércoles, 19 de diciembre de 2012

2ª vivencia

El P. Delfin Monje relata vivamente los hechos acaecidos en Pozuelo, vividos por él mismo. Detalla pormenores que nos hacen revivir las penalidades y angustias que vivieron nuestros Mártires. El que esto escribe puede dar testimonio de lo que le oyó decir en 1954, cuando lo acosamos apreguntas sobre lo visto y vivido por él. Se resistía a hablar; pero al fin dijo: "¡Qué lástima no haber muerto entonces! Nunca estaré tan bien preparado..." 



En la foto, el P. Monje con Mons. Guyomar OMI,  y  un grupo de Oblatos.


Delfín Monje Cuevas OMI

1988-1964

Nació en Besande (León) el 24 de Diciembre de 1898. Hizo el juniorado en Urnieta y el noviciado en San Pedro de Aosta (Italia). Su primera oblación fue en 1916. Recibió el sacerdocio en 1922 y fue destinado al juniorado de Urnieta como profesor de literatura y de historia. En este tiempo tradujo al español el libro "En los hielos polares", que después de muchas dificultades económicas salió de imprenta en 1931.

El 30 de diciembre de 1929 entra a formar parte de la primera comunidad del Escolasticado de Pozuelo como profesor de moral y ecónomo de la casa.


Fue el P. Monje un religioso responsable, cercano, bondadoso, buen profesor que dominaba la asignatura y la impartía de forma viva, con su voz clara y persuasiva, con el gesto de sus manos juguetonas, con sus ojos vivarachos y penetrantes. Nunca se sentaba. Sus clases eran amenas y no dejaban tiempo para el aburrimiento.



En Julio de 1936, al producirse el asalto del Escolasticado por las milicias rojas, el P. Monje, como todos los demás oblatos, fue arrestado y encarcelado y pasó toda clase de peripecias que él recogió en el fascículo "EL CALVARIO DEL ESCOLASTICADO DE POZUELO".



El 27 de noviembre de 1936 fue sacado de la cárcel con otros 60  presos, metido en un camión y atado al brazo del entontes escolástico Juan José Cincunegui. En Paracuellos pararon el camión. Iban a fusilarlos a todos. Impidió la ejecución un capitán de caballería que apareció providencialmente y dio orden de llevar a los presos a la cárcel militar de Alcalá de Henares. En ella soportó el P. Monje hambre y miedo hasta que la embajada francesa lo sacó a Francia.



El horror de las cárceles y la ejecuciones cambiaron el ánimo del P. Monje. Perdió alegría y amenidad y no se sintió con fuerzas para reanudar las clases en Pozuelo. Su valía era reconocida y en 1939 fue elegido para ser el primer Director de la nueva fundación de la Parroquia de Cristo Rey en Málaga.



En 1945 fue nombrado primer director de la Casa de Misioneros en Cuenca. Sufría de bronquios y de asma y las misiones le agotaban.

Regresó a Madrid en 1948. Tuvo una estancia de dos años en el juniorado de Las Arenas y volvió a la comunidad de Diego de León.   Falleció el 28 de Febrero de 1964.


Para conocer de primera mano el testimonio del P. Monje, pinchar aquí: 2ª Vivencia




martes, 18 de diciembre de 2012

1ª vivencia


Disponemos de algunos relatos vivenciales de Oblatos supervivientes de la masacre que vale la pena dar a conocer. Estos testimonios de primerísima mano, vividos en la propia carne, nos ayudan a entrever lo que vivieron y sufrieron nuestros Mártires. Comenzamos con un escrito del P. Porfirio. ¿Quién era este hombre? Aquí tenemos una breve semblanza escrita por su hermano, también Oblato, el P. Pablo Fernández.



De izquierda a derecha:

De pie: Aquilino Mendoza, el Beato Serviliano Riaño.
Sentados: Isaac Vega, Porfirio Fernández, Fortunato Herrero, el Beato Justo González

Porfirio Fernández Fernández

1915-1993


Nació en el Caserío de Lomas, término de Robledo de la Guzpeña (León) el 26 de Febrero de 1915. Hizo humanidades en Urnieta y el Noviciado en Las Arenas. Continuó los estudios teológicos en Pozuelo.

En 1936 un tribunal comunista le condenó a cinco años de trabajos forzados en Albatera (Alicante) donde soportó hambre y amenazas de fusilamiento durante los tres años de la guerra.

Reanudó los estudios en Pozuelo y fue ordenado sacerdote el 1 de Julio de 1941.

Recibió obediencia para Argentina y embarcó en Bilbao con el P. Mediavilla, el 17 de Abril de 1943. Debido a las detenciones y registros a causa de la guerra europea, llegó al puerto de Buenos Aires el 19 de Mayo de ese año.

Los 10 primeros años de estancia se dedicó a las misiones populares que fueron su pasión. Más tarde se le destinó a obras parroquiales en Montevideo, Cruz de Piedra, Villa Unión, Buenos Aires y Córdoba, sin abandonar totalmente las misiones.
Tuvo el don de amar a cuantas personas y paisajes conoció.

Estando en Villa Unión, el 9 de Enero de 1966 tuvo un infarto que le obligó a reducir la actividad porque le repitió varias veces. Fue un Oblato de fe recia, piadoso, austero, abnegado, muy fiel y cumplidor, observador y muy sensible.

El calvario que soportó en la guerra lo volvió algo caviloso y desengañado. Pasó los últimos años en La Candelaria (Córdoba) entregado, sobre todo a la celebración eucarística, que fue el amor de su vida y al ministerio de la reconciliación.

Al final de sus días tenía que concelebrar sentado en una silla. Un día tuvo un mareo y le dijo el P. Germán: "Ya ve usted que no está en condiciones de hacer este esfuerzo". Y contestó, muy a su estilo, con estas palabras: "Mira Germán, yo tengo cuatro cosas muy claras en mi vida y una de ellas es que voy a celebrar Misa mientras pueda".

Muy querido de la gente (una familia quiso que fuera enterrado en su panteón), fue al encuentro del Señor el 18 de Octubre de 1993.

A continuación se puede leer su expresivo testimonio.


Para conocer el testimonio del P. Porfirio, pinchar aquí: 1ª vivencia








lunes, 10 de diciembre de 2012

¿Qué será de esta casa ahora sin...?



Pasada la solemnidad de la Inmaculada, se han llevado de la capilla de la casa general la “Virgen de la Sonrisa”, la talla de la Inmaculada que san Eugenio había entronizado en la iglesia de la misión de Aix el 15 de agosto de  1822. Desde primeros del siglo pasado y gracias a la astucia de un oblato español, el P. Arturo Clavé (*Madrid 1854, +París 1928) esta venerada imagen se salvó de la confiscación del Gobierno francés y llegó a Roma. Va a ser restaurada en los talleres “Domus Dei” de las Pías Discípulas del Divino Maestro (Sociedad de S. Pablo).


Esta mañana, al bajarla de su hornacina, me vino a la memoria la frase del beato Vicente Blanco cuando, prisioneros en su propia casa, se les permitió subir a la capilla y aprovecharon para comulgar y consumir todas las Hostias del sagrario, y evitar así posibles sacrilegios. El Santo Padre Blanco, debido a la conmoción, no pudo terminar de distribuir la sagrada Comunión y tuvo que reemplazarle el P. Monje. De vuelta a la sacristía, sollozaba diciendo: ¿Qué será de esta casa, ahora sobre todo, que no tenemos al Señor con nosotros?”  

Gracias a Dios, Jesús Eucaristía seguirá presente en nuestra casa y la sagrada imagen de su Madre regresará pronto.


sábado, 8 de diciembre de 2012

Oblación suprema




El P. José Antonio Antón Pacho pasó recientemente por la casa general de los Oblatos, en Roma, y visitó la pequeña capilla llamada del Fundador, donde se venera la reliquia de su corazón. Un corazón grande como el mundo, dijo de él un obispo contemporáneo suyo a a raíz de una con él. Esa visita le impresionó al P. Pacho y le inspiró el escrito que a continuación publicamos.  El autor quiere ver ese corazón de “varón apostólico” latiendo en el pecho de cada Oblato. ¡Ojalá fuera sí! Lo fue ciertamente para cada uno de nuestros Mártires: tras estudiar sus biografías y los testimonios que tenemos, doy fe de ello.
La frase entrecomillada y en azul está sacada del folleto OBLACIÓN Y MARTIRIO, para orar seis días con nuestros Mártires de la mano de san Eugenio, que se publicó en varias lenguas, incluido el vietnamita, en 2011.

Cuando preparaba mi tercer día deL Triduo a Los Beatos Mártires Oblatos, 28 de Noviembre, abrí el ordenador, y escribí la frase que iba a ser el arranque de la homilía: "Cada Oblato esté dispuesto a dar la vida. Y si se da con derramamiento de sangre, tenemos una oblación suprema". (San Eugenio).
Aparqué mi canto a los mártires, y contemplando esta foto, me brotaron estos sentimientos que comparto con vosotros:

martes, 4 de diciembre de 2012

Por intercesión de los Mártires...


En la ventana anterior (aquí debajo) se nos pide el nº de cuenta para ingresar un donativo. Agradecemos el detalle, porque no han sido pocos los gastos acarreados por la Beatificación y, ahora, los sigue habiendo para mantener la “memoria viva” de los nuevos Beatos.  Agradecemos de corazón el detalle de esa sobrina del Bº Cándido Castán, así como otro donativo de otra persona de Madrid, “por gracia recibida”.  Ésta última escribe: “Habiendo leído la biografía del mártir Juan José Caballero y demás mártires me encomendé a él en especial y a los demás mártires también, para pedirles que un hijo mío, funcionario del Estado, al cambiar de trabajo fuera de donde vive, estuviera lo más cerca posible de mi residencia actual. Estoy contenta, porque así ha sido, después de pasar muchos miedos. Agradecida envío X € para la causa de Canonización. Mª L. P.”  ¡Que Dios se lo pague con creces!
Si se obtienen favores o gracias por intercesión de nuestros Mártires, agradeceríamos que nos lo comunicasen  (a la Postulación General / C.P. 9061 / 00100 Roma –Aurelio / Italia.  O bien por  internet: 
martínez@omigen.org), para darlos a conocer y fomentar así la devoción. Serán publicados en el Boletín MARTIRES OBLATOS.

Ofrenda de la viuda... (Ver Lc. 1, 1-4)
En cuanto a la c/c  para los donativos: dirigirlos al:  Ecónomo provincial OMI, Avenida Juan Pablo II nº 45, 28224 Pozuelo de Alarcón (Madrid).  
O bien por trasferencia:  IBAN  ES73  0182 1722  1102  0150  1898 (Titular: "Congregación de Misioneros Oblatos", Diego de León 36 bis, 28006 Madrid).
Para fuera de Europa, Código BIC  BBVAESMMXXX  IBAN  ES73  0182 1722  1102  0150  1898.

En cualquier modalidad, indicar siempre: “Para la Postulación”¡Muchas gracias!

lunes, 3 de diciembre de 2012

Beato Cándido Castán y Compañeros, Mártires



Desde  Benicarló, Castellón, nos ha llegado este mensaje de un nieto del Beato Cándido Castán:

P. Joaquín:

Le adjunto fotos de la Eucaristía celebrada en la Parroquia de San Bartolomé de Benicarló el pasado 28 de noviembre con ocasión de la 1ª Fiesta Litúrgica de los Beatos Mártires Oblatos y de Cándido Castán.

Presidió mi hermano Carlos, concelebrando el párroco D. Carlos García.

Otra cuestión: una prima de mi padre, sobrina del Beato Cándido, nos ha dado un dinero para la Causa de los Beatos en agradecimiento a un favor concedido. ¿A qué cuenta podemos enviarlo? Gracias.

Un cordial saludo de toda la familia.
Cristóbal Castán

sábado, 1 de diciembre de 2012

Reza con los Mártires en tus manos





Los Oblatos de Estados Unidos nos ofrecen otra grata sorpresa: un rosario con la cruz oblata y los rostros de San Eugenio y de todos los  Beatos de nuestra Congregación en sus cuentas. En ellas se ven todas y cada una de las caras de nuestros Mártires. Resulta emotivo rezar a María Inmaculada con este  Rosario Oblato, teniendo a los Mártires entre las manos. Para más información, dirigirse al P. Saturnino Lajo, residente en San Antonio, Texas: lajosatur@aol.com


viernes, 30 de noviembre de 2012

Y, ¿cómo no?, también en Roma



En el Escolasticado Internacional Romano se ha celebrado con toda solemnidad la Fiesta de los Mártires Oblatos. La comunidad abrió la jornada con la celebración de la Liturgia de las Horas, propia de nuestros Mártires. El culmen llegó a las 18.30 horas con la Santa Misa, muy solemne. Lecturas en francés (1ª Lectura), español (salmo cantado por el P. Ismael), e inglés (el Evangelio). La plegaria eucarística, toda en español. La música corrió a cargo de los escolásticos, pero con plena participación de la numerosa y excepcional asamblea, pues se nos unieron los 17 nuevos Superiores mayores que están en Roma participando en un curso de iniciación, y varios miembros de la administración general. El P. Joaquín Martínez, que presidió la celebración, ilustró la homilía con los rostros de los Mártires y leyó algunos testimonios de los mismos. En el centro de la capilla, ante el altar, campeaba el cuadro de los nuevos Beatos.
Y de la Misa a la mesa con sabor festivo, previo aperitivo en la sala de comunidad para elevar aún más el clima de familia. El júbilo era contagioso.
También el casa general, con el resto de los Oblatos residentes en la misma, subrayaron la fiesta, animada por el P. Luis Ignacio Rois (Chicho), quien presidió la Eucaristía por la mañana y visionó un video por la noche.
De todo el mundo oblato nos llegan ecos del interés que ha despertado esta primera celebración litúrgica y de cómo se está irradiando la “memoria viva” de esa comunidad joven de nuestros Mártires. 

Los Mártires Oblatos en Aluche


...Después de nuestra participación en la celebración en torno a NUESTROS MÁRTIRES organizada por la Comunidad de Pozuelo, el pasado día 25 de noviembre, la Comunidad de San Leandro, en Aluche, preparamos también y realizamos un Triduo, los días 26, 27 y 28, para celebrar, también aquí, con la comunidad parroquial, la Primera Fiesta Litúrgica de NUESTROS MÁRTIRES.

El día 28, Eucaristía concelebrada, con toda la Comunidad Oblata en el presbiterio, previa procesión solemne, como si de una celebración en la catedral se tratara.
No se llenó la iglesia de fieles, pero sí  estaba a rebosar de entusiasmo, alegría y gratitud por NUESTROS MÁRTIRES, considerándolos parte integrante y muy importante de nuestra Familia Oblata.
La homilía se centró en un una clara llamada a la alegría por el triunfo definitivo y testimonial de nuestros hermanos,  la invitación a imitarles viviendo  cada día el llamado por San Eugenio "martirio de la caridad"  y nuestra  felicitación directa y entrañable a todos y  a cada uno   de ellos, con palabras del obispo y mártir San Cipriano.
Palabras que, escritas en el siglo III, cobraban para nosotros un claro sentido de actualidad.
Destacamos también, como significativo para nosotros, la presentación del Cristo Oblato y el Libro de Bautismos, recordando cómo en el Libro de Bautismos de cada una de las parroquias de los Mártires, alguien habrá escrito ya, con emoción, en la  nota marginal:  "Beatificado en Madrid el 17 de diciembre de 2011".
La celebración se prolongó fraternalmente en el salón parroquial, compartiendo impresiones de la celebración, novedades de la parroquia, proyectos del futuro y amistoso saborear de algunos alimentos y bebidas que hacían más sabrosa la conversación que puso fin a la fiesta.
Eutimo González

jueves, 29 de noviembre de 2012

Los Mártires Oblatos en Uruguay


Un saludo desde tierras uruguayas.

Ayer día 28 de Noviembre los Oblatos celebrábamos la fiesta de nuestros Mártires de Pozuelo.
Aquí en Uruguay recordamos de una forma especial la vida y el martirio de nuestros compañeros.
En la iglesia de Playa Pascual, nos reunimos unas treinta personas para la celebración de la Eucaristía, entre ellas estábamos 8 sacerdotes (Mingo, Antonio Messeri, Antonio Nuño, Agostino, Jose David, Mario, Marcos Rivarola y Jorge Albergati ), un Escolástico que está cerca de hacer sus votos perpetuos (Héctor), otro italiano en el año de pastoral (Luca) y dos prenovicios (Aníbal y Fernando). Nos acompañaban representantes de los laicos de Libertad, Ciudad del Plata y del Cerro.
Durante la misa se proyectó el video XXIII (de la Vigilia de preparación para la beatificación) y el P. Jorge entregó unos recuerdos que le facilitó recientemente el P. Joaquín Martínez.
La comunidad de Ciudad del Plata, compuesta en este momento por 7 oblatos repartidos en dos casas (Libertad y Playa Pascual) tiene el nombre de COMUNIDAD MARTIRES OBLATOS. Presidió la Eucaristía el P. Jorge como superior de la comunidad.
Un abrazo a todos.
P. Antonio Nuño OMI

lunes, 26 de noviembre de 2012

Mensaje del P. Provincial




Mensaje del Provincial 
con ocasión de la memoria litúrgica 
de los Mártires Oblatos españoles,
28 de noviembre.

Queridos hermanos oblatos y laicos asociados:
El próximo miércoles, 28 de noviembre, se conmemora la memoria litúrgica de nuestros mártires españoles, beatificados el 17 de diciembre en Madrid. Invito a cada comunidad oblata a dar importancia a esta memoria, invitando a todos a la oración, pidiendo  a nuestros amigos mártires por el camino de nuestra Congregación y particularmente por el de nuestra Provincia Mediterránea, de la que ellos son la raíz más pura y transparente.
Que la celebración eucarística sea el momento más intenso para renovar nuestra fe y nuestros deseos de santidad, recordando su testimonio. Esta memoria podría ayudar a la comunidad a compartir  otros momentos de comunión fraterna, quizá con la lectura de las actas de su martirio, con una lectio divina apropiada para recordarles, o compartiendo un momento de reflexión comunitaria. Me pregunto si no podría ser también la ocasión en el que alguno piense, durante esta jornada especial, de vivir un gesto de renuncia (¿ayuno de una comida?) para hacer una experiencia espiritual que ponga el acento en nuestra relación con el Señor crucificado y que nos interrogue sobre nuestro camino de fe y sobre nuestra caridad fraterna.
Os felicito a todos, con el compromiso de recordarnos recíprocamente en la oración, en particular del Rosario.
Vuestro hermano, padre Alberto Gnemmi, omi (Sup. Prov.)
Para ver el texto original italiano, pinchar en Más información

domingo, 25 de noviembre de 2012

NOSOTROS somos OMI



A las puertas de la fiesta litúrgica (“memoria libre”) de los Beatos Mártires Oblatos de España, que se celebra por vez primera el 28 de noviembre de 2012, nos llegan cantidad de incitativas que surgen por todas partes para celebrar dignamente ese evento. Agradecemos a la redacción del sito del sector español de la provincia oblata Mediterránea la feliz idea de encabezar su blog con el grabado que figura arriba. Enhorabuena por esa feliz idea y a seguir difundiendo la memoria viva de nuestros Mártires. 

Otra inciativa apreciable, la titrugia de los Mártires Oblatos que se ha publicado en Informaciones OMI, pincha y verás:

jueves, 22 de noviembre de 2012

Misa en "la catedral más grande del mundo"


El domingo 18 de Noviembre, en el cementerio de Paracuellos, tuvo lugar una emotiva celebración religiosa. El P. Eutimio González estuvo presente como representante de los Misioneros Oblatos. Transcribimos la crónica que escribió para “Nosotros OMI”





CONCELEBRACIÓN EUCARÍSTICA 
EN EL CAMPOSANTO DE
NUESTRA SEÑORA DE LOS MARTIRES
DE PARACUELLOS DE JARAMA

Gran concentración  en el camposanto de la Hermandad de Nuestra Señora de los Mártires de Paracuellos de Jarama, con motivo de la clausura del 75 aniversario de los Mártires de Paracuellos de Jarama.
Así lo había comunicado Mons. Juan Antonio Reig Pla, obispo de la diócesis de Alcalá de Henares, a la que pertenece el cementerio.
Presidió la concelebración el mismo Sr. Obispo acompañado por 27 sacerdotes,  representantes de distintas Congregaciones que tienen allí sepultados a algunos de sus mártires.
El numeroso pueblo fiel estaba formado por familiares (hijos nietos, biznietos) de los que también allí fueron asesinados y allí esperan la resurrección futura.
El señor Obispo saludó a todos con especial entusiasmo agradeciendo su presencia y dando gracias también   por encontrarse en el lugar que él mismo acostumbra a llamar "la catedral más grande del mundo”, por el gran  número de mártires allí enterrados, ciento veinte de ellos ya beatificados.
Subrayó también el testimonio de fe de los mártires en su actitud de fidelidad hasta el final y de perdón para quienes les quitaban la vida.
Invitó a todos a considerar el lugar como lugar del triunfo de la justicia de Dios, lugar de oración y de reconciliación, siguiendo el ejemplo de los Mártires.
Terminada la celebración de la Eucaristía, con el canto de la Salve Regina, el señor obispo, acompañado, en fervorosa procesión, por todos los asistentes, fue visitando y rezando en  cada una de las siete fosas comunes donde fueron sepultados los varios miles de personas (no menos de siete mil) asesinadas en ese lugar, al lado del cerro llamado de San Miguel.
Una enorme cruz blanca, pintada sobre el suelo del cerro, llama la atención, desde muy lejos, e invita a pensar en los que, allí mismo enterrados, “vienen de la gran tribulación y han lavado y blanqueado sus vestiduras en la Sangre del Cordero”. (Apocalipsis, 7,14).
                                            P. Eutimio González OMI (en la foto, el primero por la izquierda)



A continuación puede leerse la crónica de la Página Web de la diócesis de Alcalá. De ella hemos tmado también las fotos que puedes ver en esta "entrada" (o spot, dicen los técnicos). Pincha en  Más información

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Fiesta de los Mártires en Estados Unidos


Foto histórica: Oblatos en Texas, Calvalry of Christ - Caballería de Cristo

Los Misioneros Oblatos en Texas están organizando una gran fiesta en honor de los Mártires Oblatos de España con motivo de la memoria litúrgica, que se celebra por primera vez el 28 de Noviembre de 2012. Han pedido a España una lona de dos metros con la pintura de los Mártires que se usó en la catedral de Madrid, para exponerla a la veneración de los fieles. Los Oblatos de EE. UU. Consideran "muy suyos" a nuestros Mártires, porque entonces la casa matirial de Pozuelo era propiedad de la Provincia de Texas, de la que dependía la Vice-Provincia de España. A Texas iban destinados muchos Oblatos españoles del escolasticado de Pozuelo, una vez terminados sus estudios. Más aún, algunos iban a terminarlos en San Antonio y se quedaban a misionar por allá. Aprovechamos para dar las gracias al Provincial de Estados Unidos por la aportación económica que nos ofreció para sufragar los gastos de la Beatificación. Muchas gracias también al Oblato vallisoletano Saturnino Lajo por organizar esa movida.
A continuación va una nota publicada en el boletín oblato USA.


Mártires Oblatos de España Pastoral Center

The Grotto Ministry Center will undergo a name change in order to commemorate the Oblate Spanish Martyrs.  These courageous and faith filled Oblates gave their lives in witness to their faith.  The martyrs have a link to us in that the Spanish Province was part of the the former Southern Province during the time of the death of the martyrs. On November 28, 2012, the Feast Day of the Mártires Oblatos de España, Mass in honor of the Oblate Martyrs of Spain will be celebrated at the Grotto at 6:30 p.m.  After Mass, a candlelight procession will take place from the Grotto to the new Mártires Oblatos de España Pastoral Center, where there will be a screening of part of the Beatification ceremony that took place in Madrid, followed by dinner and a fiesta, to include music and flamenco dancers.  The event is open to the public.
Art Flores, O.M.I.
Southwest Area Councilor, U.S. Province
327 Oblate Drive
San Antonio, Texas 78216
210-349-1475

Puede leerse la traducción provisional que sigue

lunes, 19 de noviembre de 2012

En la expedición de Muñoz Seca



El Beato Juan José Caballero Rodríguez nació en Fuenlabrada de los Montes, provincia de Badajoz, archidiócesis de Toledo, el 5 de marzo de 1912. Su padre, Jesús María Caballero, era considerado como la persona más religiosa de la localidad. Labrador, de condición humilde, con una cultura superior a la de sus paisanos, prestaba valiosos servicios al párroco y a la vecindad. Al fiel cumplimiento de sus deberes como cristiano, hay que añadir su valiosa colaboración con la parroquia como sacristán. En esa "iglesia doméstica" inicia Juan José su vida de fe y aprende a ponerse al servicio de los demás. Un compañero de la escuela dice de él: Ninguno llegaba a la altura de Juan José. Éste siempre estaba dispuesto a ayudar a los demás (en las tareas escolares). Era totalmente cumplidor de sus deberes y su ritmo de aprendizaje era ideal
La Providencia quiso que los familiares del Beato Francisco Esteban conectasen con su familia y orientaran su inquietud vocacional hacia los Oblatos. Ya estaba en el escolasticado (seminario mayor) de Pozuelo, cuando , en 1931, ante el riesgo que se corría en Madrid con la "quema de conventos", toda la comunidad se trasladó temporalmente a Urnieta (Guipúzcoa) donde Juan José había hecho el seminario menor y el noviciado. De vuelta a Pozuelo, es llamado a filas y tiene que hacer el servicio militar en el Norte de África. El tiempo vivido en ese continente afianza su vocación religiosa y acrecienta sus ansias misioneras. Terminada la mili, regresa de nuevo a Pozuelo, donde hace la profesión perpetua y  le confieren el subdiaconado, paso firme hacia el sacerdocio. Pero todas sus ilusiones sacerdotales y misioneras quedan truncadas con la prisión y posterior martirio, consumado el 28 de noviembre de 1936 en Paracuellos, junto con sus superiores y compañeros. Tenía 24 años. Puede leerse a continuación el relato de su martirio en una carta que un Padre Oblato digió a un hermao de Juan José.

sábado, 17 de noviembre de 2012

¿Cómo preparamos la 1ª Fiesta de nuestros Mártires?




El 28 de Noviembre de 2012 se celebra, por primera vez, la "memoria" de los Mártires Oblatos y del padre de familia Cándido Castán San José.
¿Qué podemos hacer para celebrar como se merece esta Fiesta Litúrgica de nuestros Mártires, beatificados hace menos de un año?
He aquí el mensaje y cartel que nos envía desde Castellón un nieto del Beato Cándido Castán:
Le mando la “propaganda” que hemos preparado para anunciar la Misa por la fiesta de nuestros Beatos que se celebrará en la Parroquia de San Bartolomé de Benicarló.
Muchas gracias, Cristóbal, y... ¡Que cunda el ejemplo!
Por otra parte nos hacemos eco de una sugerencia que se nos hace con cierta insistencia: proclamar Patrono de los Laicos Asociados a los OMI este "laico asociado" a ellos en la "oblación" del martirio.


lunes, 12 de noviembre de 2012

¿Sacerdote o víctima?



El Beato Justo Gil Pardo, navarrico, nació en Luquin o Lukin, un pueblo de la comarca de Tierra Estella, el 18 de octubre de 1910. Hijo de una familia muy numerosa –once hermanos-, sus padres eran cristianos fervorosos y honrados. Al fallecer su padre, los vecinos comentaban: “Ha muerto la mejor persona del pueblo”.
Justo, arropado por tal familia,  inicia su formación humana y cristiana en su pueblo natal, cultivado además desde niño por las Hijas de la Caridad y el párroco del pueblo, que lo asume como monaguillo. Ayudaba a Misa asiduamente en las dos iglesias monumentales del pueblo. En tal ambiente no es extraño que despuntara pronto su vocación sacerdotal. Pero la abundancia de bocas y los escasos recursos no permitirían a la familia costearle los estudios en el seminario de Pamplona. Don José María Sola, sacerdote celoso donde los haya, lo orienta hacia los Oblatos, como había hecho ya con Gregorio Escobar en Estella. Ingresa en el juniorado de Urnieta a los 15 años. Proseguirá su itinerario vocacional en Las Arenas (Vizcaya) y Pozuelo (Madrid) donde será ordenado diácono el 6 de junio de 1936. Su sueño de subir al altar estaba al alcance de la mano. Sus hermanas, ayudadas por las Hijas de la Caridad de su pueblo, ya le estaban preparando presurosas los ornamentos para la ordenación sacerdotal. Pero el Señor tenía otro designio sobre él: más que sacerdote lo quería víctima. Fue detenido con toda la comunidad oblata de Pozuelo el 22 de julio de 1936 y proseguirá su Calvario en la clandestinidad, para terminar en la cárcel con varios de sus hermanos de religión y es ejecutado con varios de ellos en Paracuellos el 28 de noviembre de 1936. Tenía 26 años.
Terminada la guerra y reconstituida la comunidad en Pozuelo, los nuevos escolásticos querían saber más sobre los Mártires y comenzaron a recabar datos sobre su infancia y adolescencia, escribiendo a los familiares y a los párrocos. A continuación puede leerse una carta textual del párroco de Luquin.

miércoles, 7 de noviembre de 2012

¡Oh, sacerdocio, qué caro me cuestas!



El Beato Justo Pérez González nació en Villaverde de Arcayos el 14 de octubre de 1.915. Ingresó en la congregación en Septiembre de 1.927. Primeros votos el 15 de Agosto de 1.933. En su camino académico hacia la ordenación sacerdotal, había hecho ya 2º año de teología.  Fue fusilado en la Casa de Campo, cercanías de Pozuelo, por los mismos motivos que sus compañeros de Martirio: por su fidelidad a Cristo y a su vocación religiosa. Tenía 21 años.

Transcribimos a continuación unas páginas incompletas de su “diario”, hecho en el 5º año de Juniorado, en Urnieta (Guipúzcoa). Lo dedica a su hermano Bernardo.
Tomado muy en serio, está dividido en capítulos, con su correspondiente prólogo e índice como obra en regla. En el índice hay indicados, como si tuviera prisa, capítulos futuros posibles.
No hay que buscar aquí la intimidad de un Diario privado, ya que está destinado a la lectura de otros; pero de todos modos  no deja de ser un precioso exponente de sus pensamientos y de su ideal desde sus jovencísimos años de bachillerato. Más tarde hará el noviciado en Las Arenas (Vizcaya). Lo finaliza con su primera profesión religiosa y pasa a Pozuelo (Madrid) para cursar los estudios eclesiásticos. No tenemos escritos suyos de esta última etapa de su vida, sólo testimonios de sus compañeros supervivientes.

domingo, 4 de noviembre de 2012

El sueño de Serviliano




El Beato Serviliano Riaño Herrero nació el 22 de abril de 1916 en Prioro, un pueblo de la montaña de León.  Al terminar su noviciado en Las Arenas (Vizcaya), hizo su primera oblación temporal el 15 de agosto de 1933. Pasa a Pozuelo para continuar los estudios con miras a la ordenación sacerdotal. Serviliano procedía de una comunidad parroquial muy religiosa y creció en el seno de una familia ferviente: en el camino de la consagración a Dios ya le habían precedido dos hermanas: Consuelo y Sabina, religiosas de la Sagrada Familia de Burdeos, y le seguirán después algunos sobrinos.  

Prisionero con toda la comunidad en el propio convento, pasará después a la clandestinidad para terminar en la cárcel Modelo de donde un día y en una “saca” distinta de la de sus hermanos Oblatos, compañeros de prisión, fue llamado al sacrificio y martirizado en Soto de Aldovea, Torrejón. Al oír su nombre, Serviliano se acercó a la celda del P. Martín para pedirle la absolución “in artículo mortis”. He aquí cómo lo relata ese mismo Padre, superviviente.



Ingresó algo después que nosotros en la cárcel Modelo y una de las primeras conversaciones que tuvimos fue sobre poesía. Había sido detenido y llevado a un teatro convertido en cárcel provisional y allí conoció a un individuo que le enseñó a componer poesías en un nuevo género, y él había compuesto alguna que no pude leer.

El día 8 de Noviembre sacaron una gran expedición de la Cárcel Modelo, como represalias por la aproximación de las fuerzas Nacionales o yo no sé por qué. En las listas estaba el nombre del Hno. Riaño. El  estaba en el último piso de la galería quinta, y en cuanto supo que era él uno de la expedición, vino a mi celda y llamó diciendo: “¡Padre Martín, P. Martín, deme la absolución, que me llevan!”. Por el ojo de la puerta se la di, y no volvimos a saber más de él hasta que al terminarse la guerra encontraron su cuerpo y lo identificaron en Torrejón de Ardoz, y fue trasladado a Paracuellos del Jarama. Mariano Martín, O. M. I.



Serviliano compartía con ese Padre la vena poética. A continuación publicamos una poesía en la que se trasluce su sueño de poder, en su día, transformar "las espigas" (el pan de trigo) en el Cuerpo de Cristo. Pero su “1ª  Misa” se tronchó en el ofertorio de su oblación cruenta, oblación total  y perpetua. Leer a continuación esa poesía.